Escàner sobre la salut física, mental i emocional

Us presentem a continuació unes reflexions i uns factors d’anàlisi de trets de personalitat, manera de comportar-nos i de créixer mentalment i emocional perquè pugueu mantenir una alerta activa sobre aquells aspectes vostres que tenen més valor i els que en tenen menys.

De les constatacions personals sobre coses positives i negatives que podreu extreure de les reflexions i del qüestionari, podreu establir objectius concrets del creixement personal orientat al màxim desenvolupament possible.

El legado de las maestras/os de profesión y vocación

Monitora Gent Gran

Bárbara Isla, monitora de los Talleres de las personas mayores

La España de la dictadura fue gris y negra, triste, rancia, silenciosa, cargada de odio y rencor hipócrita donde exigía una moral que en círculos de la alta sociedad  se permitía  o se miraba para otro lado. Una España que todavía llevamos en la mochila de nuestras vidas.

La dictadura franquista supuso en los derechos de la mujer un retroceso muy importante, por ejemplo, limitó su participación en el mundo laboral, pues para poder trabajar tenía que contar con la autorización del padre y después del marido. Todas estas mujeres no son verdaderamente conscientes que estuvieron manipuladas por un régimen que las relegó a ser ciudadana de tercera negándoles todos sus derechos: sometidas al padre, hermanos y marido, como deber.

Tenía que ser una esposa sumisa, una madre e hija ejemplar, llevar su hogar, escuchar los problemas del esposo, sin reconocimiento alguno, pues era su papel y esto de alguna manera influyó en sus vidas y la de generaciones siguientes.

La educación en la época franquista se convirtió en un medio de adoctrinamiento político y religioso, prohibió la enseñanza mixta y se impuso obligatoriedad de la religión y la formación del espíritu nacional. Dónde el alumno era un agente pasivo en su educación, creándose una  cultura subordinada  por el maestro  y en casa por el padre,  limitando  su capacidad de pensar.

También queremos rendir un homenaje a un grupo de maestros/as,  mujeres y hombres valientes que se arriesgaron pese al régimen establecido y las normas, que en un clima adverso lucharon por una enseñanza diferente.  Valoramos todo lo quería decir, en esa época tan dura de la dictadura, el mantener un mínimo de calidad en la enseñanza. Fueron aplicando metodologías experimentadas con anterioridad al periodo franquista, eran maestros/as en la república.

Algunos/as por aplicar estas enseñanzas fueron desterrados a pueblos remotos en muy malas condiciones o apartados de la docencia. Sus vidas son el testimonio del compromiso con la educación.

La exposición del taller de entrenamiento mental, del grupo de mujeres que yo como monitora dirijo, ha querido a través de fotografías, dar a conocer la valentía de estas personas y su legado que ha llegado a nuestros días para devolverles el espacio histórico que les pertenece.

Si estáis interesados en realizar una exposición de imágenes sobre todo lo relacionado con este tema, podéis poneros en contacto conmigo y nos ponemos en marcha.

Bárbara Isla. Monitora de los talleres de desarrollo mental para las personas mayores  de Aula Actual.

Recuperación de experiencias de vida

Ya en plena filmación¡.

Recuperamos experiencias y relatos  que sólo con oírlos y mirar se aprende, por muy modestos que sean. Aprenden tanto los que reciben como los que  desarrollamos el proyecto. Y así contribuimos a deshacer el vacío social que han mantenido y tratan de mantener del  periodo franquista tan vergonzoso, injusto e inmoral.

De forma grata, queremos llegar a vuestra inteligencia y a vuestros corazones.  Con testimonios penetrantes e imágenes vamos  enseñando cómo se malvivió,  ofreciendo del modo que mejor sepamos, lo que ya todos y todas  tendríamos que saber para que no se pudiera volver a reproducir.

Descubriremos fotos y realizaremos un documental donde siendo el origen las intervenciones de algunas de las personas de nuestros Talleres de “Entrenamiento Mental”, es probable que este material sirva  de estímulo en niños/as y adolescentes, para realizar propuestas creativas y razonadas sobre cómo quieren construir el futuro, pudiendo ser más tolerante y libre. Ya que ellos/as son los dueños/as de ese futuro aunque aún no lo sepan.

No podemos remediar aquella injusticia que antes dijimos, pero estaría en parte logrado si con  esta experiencia, despertáramos el afán de  aprendizaje en cada uno/a de que el pasado permite pensar en el futuro para poderlo  mejorar.

Cómo lo vamos a hacer: http://www.aula-actual.cat/wp-content/uploads/downloads/2017/03/MemoHistoria-2.pdf

 

MWC. Nuevos horizontes tecnológicos, nuevas exigencias para su buen uso

El mundo tecnológico avanza con fuerza y nos abre la perspectiva de nuevos tiempos en los que la vida de las personas y el modelo social de relación es radicalmente diferente al que vivimos ahora.

Quienes no se hayan mentalizado en reaprender y readaptarse constantemente al uso de los recursos que la tecnología y de manera especial la robótica, corren el riesgo de quedar en una posición de marginalidad y de pérdida de opciones en el nuevo modelo económico cultural y social que se impondrá de manera irreversible.

La tecnología es un recurso de enorme poder y en progresión constante. Lo acabamos de ver en las aportaciones que una vez más han sorprendido por su diversidad creativa en el recién concluido Mobile World Congress

Quisiera destacar algunas novedosas aportaciones en el ámbito del comportamiento humano, básicamente con fines comerciales, que consisten en captar información de personas, utilizable por los promotores de este recurso, sin que los afectados sean conscientes de ello y por tanto no puedan protegerse.

A título ilustrativo destaco una de ellas, que presentó en el citado Congreso Juan Roig, Presidente y dueño de Mercadona. A través de una cámara se hace un reconocimiento de emociones, asociado al “eye tracking”  (seguimiento facial de la vista)   que permite  medir la sensibilidad de los consumidores a sus productos de oferta.

Otro ejemplo es una start-up que analiza fotos de los móviles para constatar qué personas responden mejor a un producto o servicio concreto que se oferta.

También la tecnología digital y las múltiples aplicaciones que podrán ser incorporadas al móvil, nos conducirán a una nueva manera de vivir y de satisfacer necesidades con más autonomía y con más fácil conectividad y desintermediación en los distintos ámbitos habituales de actuación de las personas.

Y si nos situamos en el mundo de la robótica debemos remarcar grandes perspectivas futuras. Ya tenemos constatados muchos usos en la actividad económica y productiva. En el campo de la sanidad con técnicas diagnósticas y quirúrgicas de gran precisión, rapidez y seguridad. Como afirma Gregorio Martin Catedrático de Computación, que dirige el Instituto de Robótica de la Universitat Politècnica de València (UPV): “muchos de nosotros moriremos acariciando una máquina que nos atenderá para disminuir los sufrimientos físicos  y quizás también los emocionales”.
Otro gran horizonte de futuro de la mano de la tecnología y la robótica estará en el ámbito de la formación y el soporte para el autoaprendizaje,  necesario para la actualización profesional constante.

Esta constatación de una permanente y exponencial innovación tecnológica, es una  ventana abierta a futuros imprevisibles, que nos permite visualizar nuevas posibilidades, para crear  un mundo mejor y ganar calidad de vida.

Pero admitido esto, no podemos menospreciar las posibilidades del mal uso de estos avances, por ejemplo, en la captación de información hasta ahora oculta sobre personas, el asedio y la persecución psicológica, la organización de chats y de foros de ataque en las redes sociales, a ciertas maneras de pensar contrarias a las propias, la creación de estrategias cargadas de peligros para la seguridad de las personas. Y a nivel más amplio, su utilización con fines terroristas.

El progreso tecnológico aportará, como ya hemos expuesto, importantes ingredientes positivos para ser utilizados en una mejor manera de vivir y de resolver retos i peligros.

Pero lo bueno, en manos de personas y grupos carentes de moralidad o con fines perversos, puede acrecentar su capacidad para hacer daño. Pensemos, por ejemplo, en las víctimas del ciberbullying. Algunas han acabado suicidándose.

El ser humano es diverso, hay bondad y maldad a la vez, depende de intereses y de quienes pueden tener el poder del uso de éstos. Unos los utilizarán para hacer aportaciones positivas y otros serán instrumentos para destruir.

Un objetivo esencial tendría que ser neutralizar en lo posible esta segunda posibilidad. Una manera de disminuir riesgos es contribuyendo a la creación de una cultura de buen uso que a la vez permita poner límites a los riesgos.

Una contribución a este objetivo es impulsar el uso ético de estos grandes recursos  y ésta es una ineludible responsabilidad de la sociedad actual, en sus diversos centros de poder: el económico, el político (ambos muy salpicados de prácticas corruptas) el judicial y los medios de comunicación, cada vez con mayor capacidad de influencia.

Quiero destacar la relevancia nuclear del sistema educativo en la inculcación de valores, en propiciar una capacidad crítica en el uso de los recursos digitales, advertir a los/as niños/as y sobre todo a los adolescentes sobre el riesgo de colgar imágenes poco reflexionadas, o hacer comentarios íntimos arrastrados per estados emocionales críticos, concienciándoles que los datos que introducen en las redes sociales, dejan de ser propiedad exclusiva gestionable solamente por ellos.

Y en el ámbito familiar, los padres y madres tienen una especial responsabilidad preventiva.  Es fundamental la creación de un clima de diálogo y confianza con los hijos/as, que haya espacio para compartir situaciones problemáticas.  Es vital ayudarles a sentirse fuertes y capaces para afrontar cualquier situación relacional, de rehacerse de cualquier descalificación desde una autoestima alta.

Para ello hay que proporcionarles mucho soporte emocional, ayudándoles a crecer mentalmente, a identificar sus puntos fuertes en capacidades, mentalizándoles en el esfuerzo, la auto exigencia y sentir que orientan bien su vida, son las mejores medidas para rentabilizar su talento y abrirse un camino en la sociedad que cooperarán a desarrollar.

También estimulando su sentido de responsabilidad, de cooperación y de participación en iniciativas de valor social.

Jordi Balcells,  Director de Aula Actual.